Emplazada en el Parque Industrial Chaco, desde agosto, Zutt Protect comenzará la producción de elementos de protección de alta calidad y a bajos precios como barbijos, cofias y camisolines. Con un plantel inicial de 16 trabajadores, se prevé la fabricación de aproximadamente 7,5 millones de unidades mensuales.

El Gobernador Jorge Capitanich, junto con el secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de Nación, Arnaldo Medina, recorrieron este jueves la planta modelo de Zutt Protect, empresa emplazado en el Parque Industrial Chaco (PIC) de Barranqueras, que producirá barbijos médicos, cofias, camisolines y demás insumos médicos, para abastecer a la provincia, el país y algunos países del continente.

Tras la recorrida, de la que también participó el ministro de Industria, Producción y Empleo, Sebastián Lifton, y el referente de Zutt Protect, Rodrigo Ojeda, Capitanich afirmó: “Estamos absolutamente convencidos de que esta es la mejor herramienta que nos permitirá garantizar abastecimiento de insumos de calidad y a bajos precios, a la vez que generar empleo”.

En ese punto explicó que “el grupo inversor pretende no solamente hacer esto sino otros bienes localmente producidos y a su vez aquí podemos trabajar con un esquema de aproximadamente 30 trabajadores, pero progresivamente pueden incorporarse más”. Recordó, además, que en la planta realizó un proceso de selección de trabajadores de la localidad de Barranqueras.

Teniendo en cuenta que en el marco de la pandemia por COVID-19, el barbijo será por bastante tiempo un insumo imprescindible, el gobernador destacó que continuarán surgiendo oportunidades de inversión, reforzando perspectivas y apuntando al desarrollo.

El lugar fue emplazado en los últimos 60 días, e incluyó la importación de bienes de capital provenientes de la República Popular de China, mediante un vuelo a Beijing de Aerolíneas Argentinas. El mandatario adelantó que “la idea central es que en la próxima semana se den las condiciones que nos permitan iniciar el proceso en el marco del régimen de promoción Industrial, con apoyo de financiamiento por parte del Nuevo Banco Chaco”.

El secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, se mostró “impresionado con la calidad” de los barbijos, basado principalmente en las máquinas de producción provenientes de China, y que llegaron a suelo nacional a través de un vuelo de importación en manos de la Aerolínea de Bandera.

Medina ponderó “no sólo la terminación de buena calidad y de buen cierre, sino también las características definidas por la empresa, que garantizan un alto poder de filtrado, lo cual los hace muy atractivos”. Asimismo, destacó “las ventajas del precio de la producción a nivel local y la posibilidad de abastecer al mercado local”.

Capitanich consideró que esta iniciativa privada es “muy significativa”, no solamente para producir barbijos que son mandados al mercado nacional e internacional. “puede ser producido localmente, como prioridad, pero puede ser también tenido en cuenta como una base exportadora”, agregó.

Empleo genuino de base industrial

El PIC es el primer parque industrial privado del Chaco, entró en funcionamiento en 2012 y cuenta con una superficie mayor a 18 hectáreas de las cuales cinco son cubiertas. El predio, que está ubicado en la zona del Puerto de Barranqueras, es el que perteneció a la ex fábrica Grafa y cuenta con naves disponibles para emprendimientos de carácter industrial o logístico.

Expresando la satisfacción del Gobierno provincial acerca de la iniciativa planteada por el Referente de Zutt Protect, Rodrigo Ojeda, Capitanich afirmó: “Es un emprendimiento de base Industrial, que satisface una demanda interna e internacional, pero a su vez nos permite proteger a los trabajadores de la salud con equipo de protección personal de buena calidad”. Además, el mandatario adelantó que, en el marco del compre chaqueño “vamos a privilegiar todas las compras que realiza el Estado a precios transparentes y competitivos”.

Lifton también destacó que se proyecta, “no solamente proveer a la provincia, sino al país, de un volumen importante de barbijos” y que, en una segunda etapa, “se proyecta la ampliación de la capacidad de producción, incorporando la producción de insumos que requiera el sistema sanitario”.

“Una obra maratónica para generar un producto de alto filtrado y menor costo”

Rodrigo Ojeda, referente de la empresa calificó a la planta productora como “una obra maratónica, pensada para la ciudadanía chaqueña y para el sistema sanitario de la Nación” expresó. “Nos motivó el hecho de que esta pandemia requería que se invierta humanamente, en pos del cuidado del ciudadano, y entendimos que era la mejor manera de darle una mano al sistema sanitario local y nacional”, aseguró el empresario.

Por último, Ojeda agregó que la empresa ya cuenta con la habilitación de ANMAT al igual que el producto: “La idea es brindarle a la población y al sistema sanitario, un producto que tenga la capacidad de cuidarnos a un precio accesible”.